Tèllez Selecto miscelaneas

Fragmentos | Videos |

wwb_shadow

Digo:

wwb_shadow

1a Edición 500 ejemplares
Santiago de Chile 2018
ISBN : 978-956-362-588-2
Diseño y diagramación :
Editorial Arttegrama

Dejar de pensar en la inconsciencia sólo tarda un parpadeo de ojos. Hay que pensar, y posteriormente actuar, en la Consciencia. Este nuevo parpadeo de ojos, tarda tiempos en encontrar, conocer y saber la Verdad… A su vez, tarda tiempos, en asentir, y abrir otras puertas, como libros, escritos, que, también, tardan tiempos, para comenzar a atreverse, sin miedo, y seguros de sí mismos, con la preparación adecuada, para empezar a comprenderlos y razonarlos… Y, por consecuencia, se tarda tiempos, aprender a conocernos nosotros mismos, ¿Quiénes Somos?, nosotros realmente. Sin las consecuencias, de un nombre o apellido, ni un estatus social, ni logros materiales obtenidos, (¿quiénes somos?, sin la respuesta del Yo impregnado en el Ego), con el espejo por dentro, con el espejo invertido, y luego, frente a nuestro propio espejo, ver, y saber, ¿quiénes somos?, según vamos conociendo las respuestas, y cómo nos visualizamos en la realidad de la esencia. Y, Todo eso, tarda un parpadeo de ojos para el universo.

Patricia Tèllez

 

 

ESTOY DESHOJANDO TU ROPA

como gajitos de naranjas
Mientras el olor de tu pelo
va  asomando  entre mis manos.
¿Dónde estás?    Si no te fuiste
nunca  te vi cerrar  la puerta de esta casa
ni me diste el beso del espérame
junto al té y las tostadas.
¿Dónde estás?      Si no te fuiste
te vi mirar temblando por la ventana
colgando tu morral al pecho
antes que el día asomara.
 
-Ya no está-  -Se lo han llevado-
(Entre reojos y susurros me hablaron esa mañana)
-A su hijo lo subieron, a una extraña caravana
llevaba sus ojos vendados  y las manos atadas-
 
Por  la voluntad  del tiempo,
 me llevé deshojando tu ropa
como gajitos de naranjas
Grité tu nombre en las calles
mientras   todos me ignoraban
con miedo me cerraban sus puertas
para que yo me callara.
 
Han pasado más de cuarenta años
Y, no tengo adiós en mi garganta
Sólo una pregunta que  hago
como un dialogo de esperanza…
¿Dónde estás?  Si no te fuiste
Nunca te vi cerrar la puerta de esta casa.

ISBN : 978-956-362-588-2
©Todos los derechos reservados
PLEGARIA

Desde lo más profundo que el alma me retiene
Al contemplar mi corazón en la miseria
Veo tu imagen correr,  inertemente
Veo tu sombra cabalgar en mis tristezas.
 
Y miro al cielo buscando la esperanza
Gorrión herido  escarchado en el invierno
Soledad que viene,  y me azota en marejadas
En las playas donde habita mi tormento.
 
Fue un recuerdo que no pude retenerlo
Fue un sueño de pasión en mi existencia
Desperté y entre las alas de la muerte
Vi mi pobre vida en la indigencia.
 
Quien inventó el olvido no puso leyes
Y dejaran mis ojos de amarte tanto
Olvido con amor siempre se hieren
En el duelo existencial de los quebrantos.
 
Quien inventó el amor no puso olvido
Como llave a ese sufrir tan espantoso
De querer, y jamás ser querido
Y amar, en la soledad de los abrojos.
 
Pues bien…
 
Yo me marcho desde las  sombras
Más australes del alma mía
Llevando tu amor acunado en mi alma
Como un niño que llora, y abandonado grita.
 
Y si en algún andén del camino que me queda
De mi pobre vida viajando en soledades
Vea tu rostro surgir entre la gente
Cerraré mis ojos para retener  mi llanto.
 
Así  partirá el tren, a mi último destino
Del cual nunca un viajero vuelve
No miraré hacia atrás, nunca regresaré a verte
Y elevaré a los cielos,  mi última plegaria.

ISBN : 978-956-362-588-2
©Todos los derechos reservados

[inicio]

Videos

[inicio]